COMUNIDADES EN COLOMBIA

REPARTO DE MATERIAL Y TALLERES

¿TE GUSTARÍA TRABAJAR CON NIÑOS EN COMUNIDADES ORIGINARIAS DE COLOMBIA? COLOMBIA ES UN PAÍS MULTICULTURAL. ¡TE CONTAMOS LO QUE SABEMOS!

NUESTRO PROYECTO EN COLOMBIA de un sólo vistazo

¿Dónde están?

En Colombia, gracias a su gente abierta, amable y dispuesta, hemos tenido la oportunidad de realizar muchísimos proyectos en comunidades diferentes de todos los puntos de este hermoso país. Hemos trabajado con la etnia Wayuu en la Guajira, los Kogui en la Sierra Nevada de Santa Marta, un centro cultural en Mediguaca de niños desplazados de la guerrilla interna, hemos repartido juguetes en navidad en la comuna 2 de Medellín y el asentamiento de desplazados de Bello Oriente, y hemos trabajado en dos escuelas de la comunidad Misak, en Silvia, Cauca. Así que hemos dado toda la vuelta al mapa colombiano.

Cómo contactar con ellos

Dado que muchos contactos que tenemos nos han sido dados de manos de conocidos o de habitantes de las mismas comunidades, no podemos publicarlos públicamente. Pero si deseas realizar algún proyecto en algunos de estos lugares que te vamos a relatar, escríbenos al Whatsapp al +34 652 87 09 45 (Ana). Nosotros hablaremos personalmente con los encargados correspondientes y les pediremos permiso para ponerte en contacto con ellos.

Objetivo

Nuestro objetivo ha sido luchar por la desigualdad de oportunidades de la infancia repartiendo útiles de escuela y juguetes en navidad en zonas desfavorecidas, y desarrollar las habilidades intelectuales de los niños con nuevos talleres de ciencia y mates.


¿Quieres trabajar con niños en Colombia? Consejos

Colombia es un país de hermosas gentes, podemos decir las más hermosas que hemos conocido hasta ahora. Los colombianos no solo son amables, simpáticos y hospitalarios, sino que son los latinos más serviciales y dispuestos que hemos conocido hasta ahora. Gente alegre que presta manos para emprender. Este país tiene además lugares hermosos: Cartagena de Indias, la Sierra Nevada, Tayrona, Guajira, Boyacá, los pueblitos de Santander, la bella Antioquia paisa, el Cauca…y mucho más que nos hemos dejado por conocer. La gastronomía igual es increíble: guisados, carnes, bandejas paisas, las arepas…

Es un lugar lleno de riqueza y mezcla cultural, donde conviven multitud de etnias indígenas, campesinas, criollos…verdaderamente es un país que merece la pena y donde te planteas quedarte a vivir. Por desgracia, es igualmente un país estigmatizado por su historia del narcotráfico de Pablo Escobar y la guerrilla, y que actualmente está en conflicto con la creciente inmigración venezolana. Esto hacen que muchos viajeros lo desestimen, equivocadamente, como destino.

Podemos decir que, con prudencia, como todo en la vida (no salir de noche por barrios desconocidos o peligrosos, por ejemplo, no conducir en la noche…) es un país plenamente seguro que te sorprenderá para bien.

La moneda es el peso colombiano. Aproximadamente, 1 euro son 3.000 pesos, y se come en la calle por entre 5.000-8.000 (comidas corrientes que incluyen jugo, sopa y segundo plato con legumbres, arroz, ensalada y carne a elegir) El transporte público es económico y seguro. Eso sí, hay que pagar por todo turísticamente hablando, y en ese sentido no es barato. El mirador de Guatapé son 5 euros al cambio, la catedral de Zipaquirá son 30 euros…igual Tayrona y otros lugares por el estilo, para que te hagas una idea. Igual nosotros tuvimos la suerte de conocer gratuitamente muchos lugares con el apoyo solidario de los administradores de los centros turísticos, que no dudaron en eximirnos de pagos al hablarles de nuestro proyecto, ¡algo que no nos había pasado en ningún otro país! La verdad que este apoyo nos permitió ver cosas que de otra manera no hubiéramos podido.

También es aconsejable que para el voluntariado lleves previamente seguro médico.

Para ponerte un poco en contexto con la historia colombiana, la guerrilla surgió no más, al igual que la mayor parte de las revoluciones latinoamericanas, como respuesta al creciente capitalismo e imperialismo neocolonizador, que provocó el injusto despojo de muchas tierras que se vendieron a empresas extranjeras para exportación de recursos afuera. Los campesinos e indígenas se levantaron en contra para defender sus tierras. Es el origen de las conocidos FARC. Frente armado revolucionario colombiano. El presidente por aquel entonces Uribe, beneficiario del sistema, se encargó de aplastar a las FARC, especialmente cuando su padre falleció a causa de las mismas. Fue entonces cuando comenzó la más cruenta batalla que tanto marcó a Colombia: El paramilitarismo, un cuerpo armado creado por Uribe para liquidar a las FARC que estaba compuesto por los más preparados y sanguinarios sicarios y excombatientes del ejército (para comparar…una especie de Legión española mucho más radical). El paramilitarismo dejó muerte, desapariciones, ataques a civiles y fosas comunes.

A esto, se le sumó progresivamente en los 80 el creciente mercado de la cocaína de Pablo Escobar y los carteles de Cali y Medellín, que surgieron como medio de financiación tanto de las FARC como de los paramilitares y que acabaron controlando gran parte del país, y metiéndose en política, dejando también muchos policías muertos, civiles y daños colaterales.

Hoy día todo esto se ha apaciguado. No podemos decir que el narcotráfico haya desaparecido, pero obviamente no hay muerte en las calles. No te vamos a mentir: aún quedan vestigios de esta época en cada barrio de Colombia. Bandas que se dedican al microtráfico, a veces provenientes del paramilitarismo, que se enfrentan por los negocios sucios y controlar los barrios a través de la extorsión a los negocios y el cobro de las “vacunas”, tributo que cada local debe pagarles para asegurar su protección. Es un sistema establecido así que ojalá acabe por el bien de los locales, pero esta problemática no se mete en absoluto con los visitantes extranjeros. Igual pasa con la guerrilla. Mucho más apaciguada que antes, sí sigue activa en algunos lugares como el Chocó o Putumayo, zonas que evitamos, y no podemos negar que continúan las desapariciones de líderes y liderazas, pequeñas noticias ocultas en los periódicos en la última página. Personas valientes que luchan por las tierras y los derechos de las comunidades frente a la expropiación de las ricas tierras colombianas por parte de grandes empresas europeas y norteamericanas. ESTO ES UNA REALIDAD. Pero en nada afecta al turista ni extranjero. No es una situación peligrosa para ti. Es una cuestión LOCAL.

Te contamos todo esto por mera información, historia, y sobre todo por HACER JUSTICIA a esta hermosa tierra  de gente valiente que ha sido tan avasallada por el primer mundo y cuya historia de guerrilla ha sido tan injustamente contada, presentada en las televisiones europeas como un infierno de asesinos desalmados que disparan porque sí, y no como defensores de tierras y recursos que les han sido y están siendo injustamente arrebatadas, provocando la destrucción de multitud de espacios naturales protegidos para provecho de grandes empresas capitalistas.

Colombia es uno de los países donde nos hemos sentido más seguros y acogidos. Hemos estado 3 meses sin más problemas que las invitaciones a almuerzos en casas de locales… ¡menudo problemón! Los colombianos adoran las convivencias y las charlas y son gente de la que aprender muchísimo. No te dejes llevar por el miedo o las habladurías. Si te mueves con precaución, evitando zonas “calientes” o barrios marginales, lo único que vas a encontrar es un bello país lleno de gente lindísima. ¡Y no te querrás ir!


¿Cómo encontramos a las Comunidades?

Los proyectos que hemos conseguido desarrollar en Colombia surgieron de conexiones del azar que resultaron estar hermosamente encadenadas. Gracias a los amigos de Pole Pole glampling que nos siguen en las redes, conseguimos el contacto de Sabas, en la comunidad Wayuu de la Guajira. A su vez, al terminar nuestro trabajo allí, Sabas nos pasó el contacto de Yacomo, un italiano que desarrollaba un proyecto similar al nuestro y ahora se encontraba asentado en Mendiguaca desarrollando un precioso proyecto de actividades pedagógicas en el centro cultural de su comunidad. A su vez, Yacomo nos presentó a Michel, compañera del centro y de su anterior proyecto que nos puso en contacto con la escuela rural de Orinoco, donde trabajamos con niños Kogui y campesinos. Al mismo tiempo, Michel nos presentó a Rebecca, una alemana que desarrollaba talleres de arte en el centro cultural casada con Juan, colombiano que se había criado en una comunidad Kogui. Juan nos puso en contacto con la hija del mamo (líder espiritual Kogui) y pudimos convivir con ellos y llevar a cabo otro proyecto.

Posteriormente a través de Facebook nos contactaron Diana y Jaime, viajerons colombianos que llevan en kombi un proyecto pedagógico. Diana nos puso en contacto con la lideraza de la comuna 2, que a su vez nos llevó con la lideraza del asentamiento de Bello Oriente. En ambos lugares repartimos juguetes en Navidad.

Al poco me escribió al whastapp Anto, una viajera solidaria que igual nos sigue en las redes y tenía contactos en el Cauca de algunos taitas (líderes) de la comunidad Misak. Gracias a ese contacto pudimos llevar a cabo más actividades en dos escuelitas de esta comunidad originaria.


¿Dónde están los Wayuu?

Los Wayuu o guajiros son una etnia originaria que habita en la zona de la Guajira colombiana, una zona árida y seca. Es una tribu que existe desde el año 150 aC y que trabaja de la pesca y el pastoreo, y del tejido de mochilas, las coloridas que se venden en toda Colombia. Anteriormente a la intervención europea, trabajaba la agricultura, pero debido a la expropiación de tierras, actualmente habitan en estas zonas áridas carentes de agua potable, principal problema de esta tribu. En muchas aldeas todavía no hay escuelas y siguen estando arraigadas las más antiguas tradiciones como las del encierro de la mujer (puedes conocer más de esta tradición en el post) Los Wayuu aún se organizan en clanes: Ipuana, Epieyú, Uriana, Pushaina… y cada cual tiene un tótem, un animal que les protege y representa. Todavía mantienen la autoridad tradicional de los abuelos, las Piachis o curanderas espirituales que trabajan con la medicina natural y la intervención con los espíritus, y la figura del “palabrero” o mediador de conflictos entre clanes y familias. Conservan su tradicional baile de la Yonna, su lengua, y son grandes creyentes de la interpretación de los sueños y seres mitológicos como las sirenas. Si quieres conocer más sobre esta interesante cultura, puedes ver más abajo la entrevista a Norma, hija de Piachi, y maestra del centro educativo Loma Fresca, donde tuvimos la suerte de convivir.

¿Dónde están los Kogui?

Los Kogui habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta, y son sin duda, hasta ahora, la comunidad originaria que más nos ha sorprendido. Todos visten de blanco y habitan en chozas de ramajes y paja construidas por ellos, conviviendo plenamente con la naturaleza. Son una etnia muy reservada, poco habladora, más difícil para interactuar con ellos que los Wayuu. Pero si tienes suerte y alguno más abierto comparte contigo ciertas cosas acerca de la cosmovisión Kogui del Universo, es espectacular. Puedes leer más abajo en el post. Resumiendo aquí algunas de las cosas que más nos sorprendieron, los Kogui son una de las etnias originarias más antiguas de todas, sobrevivientes de la colonización, conquista, mestizaje, y neocolonización. Su figura central es el mamo: líder espiritual, sabio, abuelo, curandero, mediador entre humanos y Seineken, instructor…el mamo es todo para los Kogui. Nada se aprueba o decide sin él y cada noche se reúnen con él para aprender de su sabiduría. No admiten visitas de turistas a sus comunidades más resguardadas y dicen poseer conocimientos ancestrales. Entraron en contacto con el hombre blanco por primera vez en un reportaje a la BBC en 1987, para hablar sobre la guerrilla, que defienden activamente como defensa de sus tierras y respeto a la naturaleza. Sin haber estudiado ciencias, transmiten oralmente teorías sobre el inicio de la vida muy similares a las del Big Bang, y afirman que la vida nació en el agua, sagrada para ellos. Los 4 elementos son sagrados y deben pedir permiso a Seineken (Madre Tierra) por cada hijo suyo que necesitan: un palo, una piedra, un pez para comer. Todo tiene alma para los Kogui y el ser humano no es más que un alma más, una especie más dentro de la perfección del engranaje del cosmos. Consideran que no es nadie para tomar de la tierra lo que quiera y culpan al hombre blanco y su consumo del cambio climático. Afirman que la vida de la especia humana tiene fecha de caducidad pero que la tierra seguirá y creen en la existencia de varias dimensiones dentro del planeta… y así podría seguir infinitamente con muchas más curiosidades que nos dejaron sorprendidos. Defienden la antítesis, el dualismo, la unión… No podemos más que sentir admiración por este noble y sabio linaje que comprende lo esencial de la vida mejor que ninguno de nosotros.

¿Dónde está el centro cultural de Yacomo?

Los Kogui habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta, y son sin duda, hasta ahora, la comunidad originaria que más nos ha sorprendido. Todos visten de blanco y habitan en chozas de ramajes y paja construidas por ellos, conviviendo plenamente con la naturaleza. Son una etnia muy reservada, poco habladora, más difícil para interactuar con ellos que los Wayuu. Pero si tienes suerte y alguno más abierto comparte contigo ciertas cosas acerca de la cosmovisión Kogui del Universo, es espectacular. Puedes leer más abajo en el post. Resumiendo aquí algunas de las cosas que más nos sorprendieron, los Kogui son una de las etnias originarias más antiguas de todas, sobrevivientes de la colonización, conquista, mestizaje, y neocolonización. Su figura central es el mamo: líder espiritual, sabio, abuelo, curandero, mediador entre humanos y Seineken, instructor…el mamo es todo para los Kogui. Nada se aprueba o decide sin él y cada noche se reúnen con él para aprender de su sabiduría. No admiten visitas de turistas a sus comunidades más resguardadas y dicen poseer conocimientos ancestrales. Entraron en contacto con el hombre blanco por primera vez en un reportaje a la BBC en 1987, para hablar sobre la guerrilla, que defienden activamente como defensa de sus tierras y respeto a la naturaleza. Sin haber estudiado ciencias, transmiten oralmente teorías sobre el inicio de la vida muy similares a las del Big Bang, y afirman que la vida nació en el agua, sagrada para ellos. Los 4 elementos son sagrados y deben pedir permiso a Seineken (Madre Tierra) por cada hijo suyo que necesitan: un palo, una piedra, un pez para comer. Todo tiene alma para los Kogui y el ser humano no es más que un alma más, una especie más dentro de la perfección del engranaje del cosmos. Consideran que no es nadie para tomar de la tierra lo que quiera y culpan al hombre blanco y su consumo del cambio climático. Afirman que la vida de la especia humana tiene fecha de caducidad pero que la tierra seguirá y creen en la existencia de varias dimensiones dentro del planeta… y así podría seguir infinitamente con muchas más curiosidades que nos dejaron sorprendidos. Defienden la antítesis, el dualismo, la unión… No podemos más que sentir admiración por este noble y sabio linaje que comprende lo esencial de la vida mejor que ninguno de nosotros.

¿Dónde están Comuna 2 y Bello Oriente?


La comuna 2 es uno de los barrios de Medellín más marcado por el narcotráfico, en los 80, de Pablo Escobar. Actualmente, quedan vestigios de bandas de microtráfico que siguen captando niños para sus acciones, y que son líderes en enfrentamientos, tráfico sexual y de armas. Estas bandas controlan la vida de los barrios de Medellín a través de la extorsión y el cobro de la “vacuna”, cuantía que cada negocio debe pagarles para estar “tranquilos y protegidos”. Muchas familias son desestructuradas: maltrato, madres solteras, muchos niños de la calle… “Maylin” (nombre falso) es lideraza en esta comuna y lleva temas de niños y mujeres, defendiendo sus derechos y ofreciéndoles alternativas a la vida que les ha tocado vivir con su centro cultural. En cuanto a Bello Oriente, es un área de asentamiento situado en lo más alto de la comuna 2, en la zona más marginal. Las casas son enchaboladas, en ocasiones hechas de meras bolsas de basura. Un asentamiento es una barriada ilegal donde grupos de personas huídas construyen sus casas creando una comunidad provisional. En este asentamiento, no solo hay venezolanos, si no multitud de familias desplazadas de la guerrilla interna, familias que en épocas fuertes de guerrilla fueron expulsadas de sus casas por el paramilitarismo a base de amenazas, bien por haber sido acusados de guerrilleros, acusados de ocultar información sobre la guerrilla, o bien porque estratégicamente al bando le convenía la ubicación de la vivienda por cuestiones de batalla. En cualquier caso, son familias que han sido forzadas a abandonar sus hogares y que lo han perdido todo. Es el caso de la lideraza de esta comuna que día a día lucha por el bienestar de sus vecinos y que nos ha ayudado a organizar toda nuestra actividad. En estos asentamientos hay casos de pobreza extrema, malnutrición y problemas derivados como alcoholismo, microtráfico, maltrato y abandono. Para más información, puedes ver nuestra entrevista a las liderazas, que por seguridad no muestra sus caras ni nombres.

¿Dónde están los Misak?

Misak significa “gran familia” y así son ellos, una gran familia organizada que se ubican en la región del Cauca colombiano, donde habita el 92% de la población Misak o Guambiana, en especial en el pueblo de Silvia, donde cada día y en especial los martes en su mercado puedes sentir la enorme presencia Misak. El 80% de Silvia es indígena. Todos visten atuendos similares: las mujeres falda negra y poncho azul eléctrico con sombrero negro o pajizo: los hombres, falda azul con poncho gris, el sombrero y la bufanda de rayas naranjadas. Viven de la agricultura y de lo que les proporciona la Madre tierra y su posterior venta en mercados. Igual las mujeres deshilan lana para realizar sus tejidos. La conexión del Misak con la tierra y la convivencia en comunidad es la base de su vida y su pueblo. Tienen escuelas, hospitales, emisoras de radio…todo dentro de la cultura Misak. Se autogobiernan de manera organizada. Cada año, se eligen nuevos tatas (líderes comunitarios) que toman en asambleas las decisiones más importantes. Los ex tatas reciben el título de taitas, los que nos ayudaron a organizar las actividades. Conservan su lengua, en Nam Trik, y conservan creencias similares a otras etnias originarias acerca del respeto a la naturaleza, el dualismo, la antítesis, el sol, la luna y la incidencia de espíritus. Al igual que el Piachi en los Wayuu, el Murbik, curandero guambiano, conoce el poder de las plantas y actúa como intermediario con los espíritus para la sanación. Curiosamente, también describen a sus ancestros como “gente del agua”  origen de vida, a la que respetan de manera sagrada.


Nuestra huella

En esta ocasión, hemos realizado repartos de material escolar y shows de cuentos, marionetas, talleres de lógica matemática, experimentos científicos y bailes con cantajuegos a un total de 245 niños wayuu, kogui, campesinos y Misak.

Igualmente en Navidades, hemos repartido de juguetes a 171 niños desplazados de la guerrilla interna en la comuna 2 de Medellín y asentamiento de Bello Oriente.

- Reparto de material escolar. ¡Hemos repartido material en todos los lugares! Un total de 245 niños han sido apoyados con packs completos. Los packs tenían de todo: cuadernos, lápices, bolis, reglas, pegamentos, lápices de color, rotuladores, gomas, tijeras... ¡fue genial!

- Reparto de juguetes didácticos en Navidad. ¡Repartimos 171 juguetes pedagógicos! Puzzles, construcciones, juegos deportivos y de pensar, juegos de manualidades, juegos de mesa colectivos y divertidos. HA SIDO UNA EXPERIENCIA MÁGICA ESTA NAVIDAD.

- Show de marionetas y cuentacuentos. Nuestro show de marionetas y cuentos cada vez gusta más. Todos los niños desde Infantil a primaria disfrutan con los títeres, haciendo magia y convirtiéndose en los personajes de los cuentos que presentamos. Hemos desarrollado este actividad para un total de 416 niños y niñas de distintas etnias y comunas.

- Talleres de lógica-matemática y cienciaEn las comunidades Misak, hemos tenido la oportunidad de desarrollar estos talleres con 112 niños de todos los niveles. En el taller de lógica matemática tenían que resolver distintos retos en equipo relacionados con la memoria visual, agilidad y rapidez mental, razonamiento, pensamiento deductivo y estrategia. Con la ciencia, aprendieron conceptos como la densidad, la expansión de elementos en los líquidos y la mezcla de elementos. Hicimos volcanes, trompas de elefante, lámparas de lava, leche mágica...¡les encantó! Incluso nos pedían que nos quedáramos para ser sus nuevos profes de mates y ciencia. Los maestros Misak participaron activamente en todas las actividades. ¡Para ellos también fue todo un reto!


¿Cómo fue la convivencia con otros voluntarios ?

La convivencia en las comunidades ha sido algo mágico. De todas ellas hemos aprendido enormes lecciones de vida sobre la importancia de la madre tierra, el respeto a los abuelos, la sabiduría de los mayores, las culturas ancestrales, y la humildad de familias que han vivido la guerrilla. Además hemos tenido la oportunidad de conocer a muchos amigos que nos llevamos en el corazón: Sabas, en la Guajira. Gracias por llevarnos a ver los flamencos y enseñarnos a pescar; Yacomo, Rebeca, Juan, Michel, viajeros con nuestras mismas inquietudes que durante años llevaron por Sudamérica un proyecto muy similar al nuestro y que se asentaron y ahora gestionan el centro cultural de Mendiguaca. Jaime y Diana, de al son del corazón viajero, otros dos viajeros colombianos que desarrollan un proyecto en kombi y nos ayudaron enormemente durante los repartos de juguetes en navidad; Yorladys y Elvia, liderazas de la comuna 2, ejemplos de mujeres luchadoras que tan bien nos ayudaron en la organización de la actividad y a las que guardamos enorme respeto y admiración por su lucha constante en sus comunidades; a Teo y Johana, que nos ofrecieron su casa en Silvia y cuya hija María nos acompañó en una de las escuelas Misak; y nuestra adorada familia madrileña, María, Pedro, Diego y Gadea, que convivieron con nosotros en casa de Teo y su familia, nos enseñaron a desarrollar el taller de ciencias y nos apoyaron al 100% en las escuelas Misak. También ha sido muy bonita la convivencia con los maestros, de los que hemos aprendido mucho. A todos ellos gracias, y feliz vida.


Nuestras entradas sobre Colombia

Si quieres ver más vídeos visita nuestro canal de Youtube

¿Cómo puedes ayudarnos a empezar el cambio? 


1

¡ÚNETE A NUESTRA LISTA!

¡Únete a nuestra lista de email para recibir de primera mano información sobre dónde estamos en cada momento y sobre los avances y proyectos en los que nos vamos a meter de cabeza!


2

¡LEE Y PARTICIPA EN NUESTRO BLOG!

¡Léenos, coméntanos, contáctanos! Eres parte de esta aventura y tu opinión ese muy importante.

¡Haz tuya parte de nuestra experiencia!


3

¡COLABORA EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE CON ESTA INICIATIVA!

Tu ayuda es muy importante para que podamos hacer realidad nuestro sueño y los sueños de aquellos a los que vamos a ayudar. ¡Colabora con nosotros en la medida de tus posibilidades!

NUESTROS PATROCINADORES

RED DE HOSTELERÍA SOLIDARIA "AMIGOS DE BOQUEWORLD" DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ

Copyright © 2020 · Todos los derechos reservados
Contenidos por Juan Miguel Dicenta | Privacidad | Politica Cookies | Boqueworld