PROYECTO CASA HOGAR INFANTIL

ORFANATO EN CHIAPAS, MÉXICO

¿TE GUSTARÍA TRABAJAR CON NIÑOS EN CHIAPAS, MÉXICO? CASA HOGAR INFANTIL A.C. ES UNA CASA HOGAR QUE APOYA A NIÑOS Y NIÑAS DE TODO CHIAPAS

"HOGAR INFANTIL" de un sólo vistazo

¿Dónde están?

Hogar Infantil para Huérfanos y Abandonados AC se ubica en Carretera a Malpaso Kilómetro 1 Cruz Blanca, 29140 Ocozocoautla de Espinosa, Chiapas, Mexico


Cómo contactar con ellos

Contacto: aquinoanzueto@yahoo.com.mx

Facebook: en proceso de diseño

Teléfono: +52 019686881023 / +52 019686880040

+52 19611935601 (Juan Aquino, director) + 52 968 1127119 (Humberto, Encargado pedagógico)

Objetivo

Que los niños y niñas tengan techo, alimento, salud y estudios desde Infantil a la Universidad sean cuales sean sus circunstancias de vida o familiar y sus recursos, y que sean felices en este hogar que es como una gran familia


¿Quieres ayudar en casas hogares u orfanatos en México? Consejos

La llegada a México no es difícil. Solo tienes que sacar tu vuelo y si eres ciudadano español ni siquiera necesitas un visado previo de entrada. Con el pasaporte basta. En la frontera te sellan tu visado de entrada sin costo por una validez de 180 días. La mayor parte de los estados mexicanos tienen varios aeropuertos, aunque el más internacional es México DF. Nosotros cogimos vuelo a la ciudad de México y de ahí un autobús a Oaxaca. CONSEJO DEL DÍA: COMPRA VUELO DIRECTO DESDE EUROPA, NUNCA HAGAS ESCALA EN EEUU AUNQUE SEA MÁS ECONÓMICO. Nosotros hicimos escala en Bostón y la aduana estadounidense nos puso tantos problemas que casi ni pudimos subir al avión. Normalmente te piden entrar y salir de México desde los EEUU en un período de 90 días, y tienes que presentar un vuelo de vuelta desde EEUU para que te dejen subir al avión. ¡Nosotros solo llevábamos vuelo de ida y tuvimos que hacer un chanchullo a un pantallazo de una reserva falsa de vuelo de vuelta para poder embarcar! Los consejos que podemos darte para moverte por México son los típicos: no te muevas solo y procura moverte de día y con la cantidad de dinero justa encima. La moneda mexicana es el peso o dólar mexicano. Cada euro equivale aproximadamente a unos 21.50 pesos, y puedes comer en la calle por una media de 50 pesos, en algunos lugares hasta por 20 pesos. 

Los mexicanos son gente adorable, acogedora, cariñosa y familiar, pero debes ser precavido para evitar problemas. La realidad es que por algunas zonas moverse solo no es muy seguro, y menos en Ciudad de México y otras grandes ciudades. En el centro de Ciudad de México, por ejemplo, evita moverte por Pino Juárez o Cuauhtemoc. Siempre los pueblos y ciudades pequeñas son mucho más tranquilos. En Ocozocoautla, la vida generalmente es muy tranquila y hay poca delincuencia, pero es más solitario de noche.

Aún así vayas donde vayas siempre pregunta (y aún más si conduces como nosotros) qué carreteras son seguras o qué zonas de cada ciudad es mejor evitar. Evita carreteras con muchos topes, como la de San Cristóbal a Palenque. Si pillas taxi que sea el oficial y durante el día, y si tienes que moverte en coche o bus a otros lugares siempre durante el día. Evita vestir de manera ostentosa, llevar aretes, collares o relojes de oro o plata o ropa de marca: en resumen no llames la atención. No le des a nadie documentos originales: ni siquiera a la policía. Muéstralos sin darlos, lleva copia encima para esos casos y procura no moverte en lugares tumultosos como mercados o bullas con el móvil o la cámara a vista.

No es por meterte miedo: en ningún momento nos hemos sentido inseguros en México, hasta día de hoy todito lo contrario. Nos hemos sentido acogidos, integrados, queridos...

En el caso de Chiapas, debido a su situación de pobreza y el conflicto con las comunidades zapatistas, es junto con Guerrero considerado el estado más peligroso de México.

Tranquilo: no te va a pasar nada.

Solo te damos la información que se maneja, para que seas precavido, pero nosotros nos hemos sentido súper seguros todo el tiempo, e incluso hemos visitado comunidades zapatistas como Roberto Barrios, una experiencia que te invitamos a conocer. Eso sí, muéstrate siempre súper respetuosos con ellos y sus creencias. Son radicales en lo que creen, pero porque son luchadores de sus ideales, y aunque parezcan anti-gringos, tienen sus motivos históricos: los indígenas han sido despojados de sus tierras por muchos años a manos de extranjeros y empresas capitalistas. Pero si vas con buenas intenciones, compartirán contigo sus conocimientos y aprenderás muchísimo de ellos.

También es aconsejable que para el voluntariado lleves previamente seguro médico y un certificado de antecedentes penales o naturaleza sexual de la policía (puedes hacerlo pinchando este link)


¿Cómo encontramos Casa Hogar Infantil?

Casa Hogar infantil fue, en realidad, nuestro primer destino. Iba a ser el inicio de nuestro Proyecto Boqueworld, aunque finalmente comenzáramos el Oaxaca por el retraso de nuestra autocaravana. Conocíamos Casa Hogar Infantil por el boca en boca. Un compañero de trabajo de Dicen, Ángel Belmonte, había estado allí 12 años atrás y nos habló genial del orfanato. Contactamos con ellos por Facebook, en un chat de antiguos integrantes de Casa Hogar donde nos dijeron quién era la actual directora. Así que acabamos contactando con ellos a través del perfil personal de Liliana, ya que las redes sociales de Casa Hogar están en proceso de mejora.

Actualmente unos voluntarios, que siguen nuestro trabajo en las redes y han contactado con nosotros, están poniendo al día Facebook, Instagram y página web del orfanato, así que pronto será más fácil contactar con ellos. Nos sentimos súper orgullosos de motivar a que la gente joven se anime a hacer cosas. 

¡Gracias chicos por seguirnos, y por ser parte del cambio!


¿Dónde está Casa Hogar Infantil?

Para que tengas una buena integración y una experiencia auténtica de voluntariado, es importante que conozcas brevemente el contexto histórico y sobre todo socio-cultural del sitio donde te mueves, sobre todo cuando trabajas con niños de casa hogares. 

La Casa Hogar Infantil se localiza en un pueblito llamado Ocozocoautla de Espinosa, también conocido como Coita, un lugar pintoresco con un mercado lleno de vida y unos locales auténticos. ¡No te vayas sin probar los cacahuates picosos! Son los mejores.

Coita es un lugar tranquilo de gente humilde, pero necesitas conocer todo el contexto de Chiapas, ya que los niños de Casa Hogar proceden de todo el estado. 

En Chiapas, 4 de cada 10 personas tienen menos de 18 años de los cuáles el 84.1% vive en pobreza; el 33% de la población total presenta carencias sociales por rezago educativo, un 83% presenta carencias por acceso a la seguridad social y un 25% por acceso a la alimentación.

Esto describe, en parte, el difícil contexto en el cual viven los más de 2 millones de niñas, niños y adolescentes chiapanecos, principalmente indígenas, que diariamente se suman al esfuerzo de sus padres y madres por la supervivencia diaria y la búsqueda de alternativas para una vida mejor.

En México más de 3 millones y medio de niños y niñas de 5 a 14 años realizan alguna actividad económica, en Chiapas la cifra alcanza los 83 mil; en San Cristóbal de Las Casas, entre 2500 y 3500 niñas y niños de 0 a 17 años trabajan o acompañan a sus familiares en sus actividades laborales. El embarazo infantil está a la orden del día, con una alta tasas de niñas de hasta 11 años en cinta.

Al abordar la situación del “trabajo infantil” es importante reconocer que el trabajo de niñas, niños y adolescentes no es el problema, sino la crisis económica, social y política como resultado del modelo económico neoliberal y capitalista, que condena a millones de familias a la pobreza, marginación y exclusión monopolizando todo el trabajo y dejándoles lugar solo a la venta de artesanías o al trabajo en el campo. Las pequeñas comunidades trabajan las artesanías, todas hermosas; venden blusas, colgantes, puro ámbar...todo a precio de broma para las horas que trabajan.

Además, Chiapas es un estado de lucha zapatista, indígenas que pelean por la autosuficiencia, por sus tierras, y por un modelo alternativo a la explotación neoliberal de expropiación de territorios para beneficio de empresas extrajeras, y que tanto daño ha hecho a todo el pueblo latinoamericano.

Según Daniel Villafuerte Solís, Doctor e Investigador en Ciencias Sociales de la Universidad de México, "La imagen descarnada de la crisis rural y la pobreza en el México de la segunda década del siglo XXI se expresa con toda claridad en las entidades tradicionalmente más pobres (Chiapas, Guerrero y Oaxaca), que en 2012 sumaron cerca de cuatro millones de personas con hambre. En Chiapas, la situación adquiere rasgos de mayor complejidad ya que a las causas del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional se unen la pobreza y el hambre" Sus etnias van desde el Zoque, Tzotzil, Tzetzal, Choles maya y Mayas Lacandones o Mayas. Viven en pequeñas comunidades de casas hechas a retazos, visten sus trajes y hablan en su idioma. La alimentación se basa principalmente en maíz y frijol, lo que cosechan es para consumo y lo que trabajan es para otros. En este marco social y cultural, es donde nace la asociación La Restinga, en el año 1996.

Debido a toda esta problemática, Chiapas es conocido junto con Guerrero como uno de los estados más pobres y peligrosos de México. Exceptuando Palenque, famoso por su antigua ciudad maya, y San Cristóbal de las Casas, Chiapas está casi sin tocar por el turismo. Toda una pena, porque tiene uno de los mejores entornos naturales de toda la República. Está lleno de agua: lagos y cascadas de aguas cristalinas enmarcadas por pura selva brotan por doquier con una belleza salvaje y virgen, y posee unas gentes y costumbres maravillosas, especialmente por las comunidades en la frontera con Guatemala, la zona de la selva lacandona, que nosotros hemos tenido el privilegio de atravesar. 


¿Cómo es la vida en Casa Hogar Infantil?

Los niños en Casa Hogar Infantil viven organizados en 4 grupos o cabañas. Aunque trabajan juntos en muchas actividades, se dividen para recibir una mayor atención y apoyo. Casa Hogar cuenta con 75 niños: un grupo de niños de primaria que lleva tía Anita; otro de niñas de kínder y primaria que lleva tía Vero; el grupo de adolescentes y universitarias que lleva tía Lucy, y el grupo de adolescentes y universitarios que lleva tío Humberto. Cada grupo de niños tiene su monitor al cargo, al que llaman tío o tía y a los que piden ayuda, consejos...con los que juega y hacen sus tareas, y con los que se organizan y duermen en las cabañas. 

Los monitores viven 24 horas al día con ellos. Normalmente en su rutina, a las 5 am se levantan, se asean, desayunan y marchan a la escuela. 

A la vuelta, sobre las 2pm, comen y comienzan sus tareas: cada cabaña tiene su quehacer y se van rotando. Una semana unos friegan, barren, lavan ropa, recogen o ponen la mesa. Los adolescentes se encargan de una pequeña granja que da sustento al orfanato donde hay ovejas, gallinas y cerdos. También se encargan por turnos del huerto. 

Cuando acaban, realizan las tareas de la escuela, normalmente de 4 a 6pm, siempre apoyados por sus monitores, y luego por grupos tienen clases de Inglés. El Inglés apenas se trabaja en las escuelas, pero los directores lo consideran importante para el futuro de los niños y han conseguido la colaboración de un maestro voluntario que va a darles clase. Según el día de la semana tienen taller de repostería y siempre un rato de juego libre. Sobre las 8pm se cena, y luego se marchan a dormir temprano.

Los fines de semana se organizan actividades conjuntas: juegos, visualizan películas, juegan fútbol o baloncesto por equipos, y realizan tareas de limpieza del campo. En fin de semana pueden recibir visitas de familiares y normalmente en Navidad y vacaciones van a sus comunidades a visitarles también, excepto aquellos que por circunstancias no cuenten con ningún familiar, en cuyo caso siempre hay monitores que se quedan a su cuidado.


¿Cómo es tu trabajo diario como voluntario?

En Casa Hogar Infantil están abiertos a todas las alternativas. Ha ido creciendo a lo largo de los años gracias a las intervenciones de gente voluntaria y donadores. Cualquier cosa que hagas es buena si contribuye a la felicidad y la mejoría de los pequeños. Si tienes experiencia en cualquier taller de lo que sea (costura, panadería, cocina, pintura, modelaje, materiales reciclados, charlas...) o bien si quieres echar un cable a los peques con las tareas escolares, estás plenamente bienvenido. Si deseas hacer algo más a fondo (construir, reparar, alguna sala...), consulta con Liliana y Juan. Te van a escuchar atentamente y sabiamente aconsejar qué necesitan más los niños en ese momento. Confía en ellos: te decimos por experiencia que buscan lo mejor para los pequeños y llevan muchos años dedicándose a esta labor. Escucha sus consejos desde la experiencia para poder realizar una colaboración satisfactoria y fructífera.


Nuestra huella

Tras hablar con Liliana y Juan, detectamos rápidamente las necesidades: los niños no tenían ninguna sala para trabajar sus tareas, y las mosquiteras del centro estaban destrozadas, y por tanto los niños desprotegidos de enfermedades como el zika, chikunguya o dengue. Además no tenían biblioteca. Así que nos metimos en un proyecto grande: reforma de mosquiteras, dos salas de estudio, y una pequeña biblioteca.

- Renovación de mosquiteras. Reformamos más de 100m2 de mosquiteras en dos zonas: la planta bajay el domo central. Las 23 ventanas de la planta baja tenían estructuras de madera facilmente desmontables: las sacamos y reparamos nosotros mismos. La del domo fue más  más compleja. La estructura que había no era resistente ni duradera, as que decidimos contratar locales que colocaran una estructura de hierro de piezas separadas que se pudieran reponer fácilmente si se estropeaba una. ¡Todo quedó genial!

- Salas de estudios. Hicimos dos, una para el grupo de niños de primaria y adolescentes y otro para niñas y adolescentes, dado que trabajan separados por motivos de control. Cada sala tuvo su trabajo: en la de los niños retocamos toda la pintura y la instalación eléctrica para los ordenadores, colocamos mesas y sillas nuevas, dejamos en marcha 4 ordenadores y compramos una impresora. En la de las niñas tiramos una pared de azulejos rotos, pusimos cemento, pintamos y colocamos mesas, sillas, 4 computadoras y una impresora. ¡Así quedó todo!

- Biblioteca. No nos quedaba mucho tiempo ni presupuesto para comprar mobiliario nuevo, pero pudimos hacer una estantería y comprar más de 150 libros de segunda mano y una colección nueva de buenos lectores (tipo Barco de vapor, que van por edades y niveles de lectura) que el Fondo de Cultura Económico de México nos facilitó comprar. Luego lo organizamos por edades, y ahora tienen un espacio para poder disfrutar de la lectura.

- Apoyo escolar y taller de títeresAdemás de nuestros trabajos de albañilería educativa, por las tardes nos dedicamos al refuerzo escolar y las dos últimas semanas pusimos en marcha un taller de títeres con los niños y niñas de primaria. Trabajamos la modulación de voz, guiones, manejo de marionetas, coordinación en equipo, expresividad en la voz. Los más mayores incluso crearon su propio cuento y guión, y finalmente hicimos una representación a todos los niños de la Casa Hogar. ¡Nos lo pasamos genial!


¿Cómo fue la convivencia con los voluntarios ?

Cuando nosotros fuimos a Casa Hogar, no había otros voluntarios trabajando allí, pero tuvimos la suerte de ser parte de la familia de casa hogar y convivir 24 horas con los niños y con los directores, Juan y Liliana, y los monitores: tía Vero, tía Lucy, Tía Anita y Humberto, así como conocer a mi tocaya Anita (Tía Caro, antigua integrante de casa Hogar, aún guardo el colorido sombrero que me hiciste del Carnaval Coiteco ¡gracias!)  y Jesús (su marido y el carpintero que nos elaboró las mesas de las salas de estudio y nos consiguió una mini máscara Coiteca que llevamos colgada en nuestra autocaravana), buenos amigos todos que nos llevamos de Chiapas y con los que seguimos hablando y guardando relación. Gracias a todos por los momentos compartidos, las pláticas, las meriendas y cenas juntos. A las tías, gracias por la tarta de cumpleaños.

A Juan y Liliana muchas gracias por vuestra acogida, por abrirnos las puertas de vuestra casa, por las cenas, las risas, el café, los cacahuates y los Mariachis. Gracias por habernos dejado ser parte de ustedes, y dejar nuestro pequeño granito de arena, gracias por el amor que les dais a los niños, que se emocionan al hablar de ustedes y que no se quieren marchar de esa casa. Especialmente gracias a Humberto, por todo su apoyo y todos los viajes en carro a buscar mallas mosquiteras, tornillos, lijas, y todos los paseos a ferreterías, por ser el primero en darnos a probar el pozol y por compartir con nosotros la Navidad. Gracias por la Charreada de Cintalapa, una experiencia única que vivimos juntos y que nos llevamos en la memoria (insuperables los frijoles y el pollo de tu mamá, súper preparada con su bolsa llena de comida y bebida para todo el día, gracias a ella también) Y por supuesto, gracias por Chucho. ¡Cada día está más grande!

En cuanto a otro tipo de convivencia, tuvimos la suerte de conocer a varios viajeros, dado que vivimos aparcados en la zona de autocaravanas que la Casa Hogar dispone a cambio de donativos. Allí conocimos a la familia argentina de la Pacha Rodante, que nos ayudaron con la pintura de las salas de estudio; Yahir, un motero israelí que nos ayudó con nuestro taller de títeres; y Carl, un buen amigo americano que colaboró mucho con nosotros en el inicio del proyecto. De todos ellos guardamos bonitos recuerdos y les deseamos lo mejor en sus caminos. Aún seguimos en contacto. Gracias por vuestro tiempo y vuestros consejos.

En esta casa hogar hemos vivido momentos muy especiales, hemos pasado nuestra primera Navidad fuera de casa, y aquí se nos ha unido nuestro nuevo compañero de viajes, Chucho, nuestro perece mexicano. Siempre nos quedará Coita en la memoria.

¡Bonita vida a todos!


Nuestras entradas sobre Chiapas

Si quieres ver más vídeos visita nuestro canal de Youtube

¿Cómo puedes ayudarnos a empezar el cambio? 


1

¡ÚNETE A NUESTRA LISTA!

¡Únete a nuestra lista de email para recibir de primera mano información sobre dónde estamos en cada momento y sobre los avances y proyectos en los que nos vamos a meter de cabeza!


2

¡LEE Y PARTICIPA EN NUESTRO BLOG!

¡Léenos, coméntanos, contáctanos! Eres parte de esta aventura y tu opinión ese muy importante.

¡Haz tuya parte de nuestra experiencia!


3

¡COLABORA EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE CON ESTA INICIATIVA!

Tu ayuda es muy importante para que podamos hacer realidad nuestro sueño y los sueños de aquellos a los que vamos a ayudar. ¡Colabora con nosotros en la medida de tus posibilidades!

NUESTROS PATROCINADORES

RED DE HOSTELERÍA SOLIDARIA "AMIGOS DE BOQUEWORLD" DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ

¡Y NO TE OLVIDES DE VISITAR NUESTRAS REDES SOCIALES! QUEREMOS QUE ESTÉS CON NOSOTROS Y SENTIR CERCA TU APOYO

Copyright © 2019 · Todos los derechos reservados
Contenidos por Juan Miguel Dicenta | Privacidad | Politica Cookies | Boqueworld