PROYECTO CASA HOGAR ESPERANZA

CASA-FAMILIA EN SAN ANDRÉS CEBALLOS, GUATEMALA

¿TE GUSTARÍA TRABAJAR COMO VOLUNTARIO EN GUATEMALA? CASA HOGAR ESPERANZA ES UN HOGAR FAMILIAR QUE CUIDA DE NIÑOS CON NECESIDADES ESPECIALES

"HOGAR ESPERANZA" de un sólo vistazo

¿Dónde están?

Hogar Esperanza se ubica en 1ra Avenida 1-46B San Andrés Ceballos, San Antonio Aguascalientes, Departamento de Sacatepéquez, Guatemala


Cómo contactar con ellos

Objetivo

Que los niños y niñas con necesidades especiales (Síndrome de Down, parálisis cerebral, retraso mental...) tengan un hogar digno donde reciban atención médica, pedagógica, terapéutica y alimentaria en un entorno familiar que les ayude a desarrollar al máximo sus posibilidades


¿Quieres ayudar en casas hogares u orfanatos en Guatemala? Consejos

Nosotros entramos en Guate por la frontera Chetumal, desde México. Normalmente, no necesitas visado, solo pasaporte, y no exigen muchos requisitos de entrada. 

Los guatemaltecos son gente educada y cariñosa, pero debes ser precavido para evitar problemas. La realidad es que por algunas zonas moverse solo no es muy seguro, sobre todo en Ciudad de Guatemala. Siempre los pueblos y ciudades pequeñas son mucho más tranquilos. San Andrés Ceballos es una aldea de San Antonio Aguascalientes, un pueblito al sur de Guate a unos 40 minutos de la Antigua, donde la vida es súper tranquila y muy muy segura y los vecinos son personas adorables. En breve conoces a las familias y ellos a ti, siempre hay vida en la plaza central, todos te saludan y preguntan, y están deseando que conozcas sus costumbres. 

Aún así vayas donde vayas siempre pregunta (y aún más si conduces como nosotros) qué carreteras son seguras o qué zonas de cada ciudad es mejor evitar. Si pillas taxi que sea el oficial y durante el día, y si tienes que moverte en coche o bus a otros lugares siempre durante el día. Evita vestir de manera ostentosa, llevar aretes, collares o relojes de oro o plata o ropa de marca: en resumen no llames la atención. No le des a nadie documentos originales: ni siquiera a la policía. Muéstralos sin darlos, lleva copia encima para esos casos y procura no moverte en lugares tumultosos como mercados o bullas con el móvil o la cámara a vista.

No es por meterte miedo: en ningún momento nos hemos sentido inseguros. Nos hemos sentido acogidos, integrados, queridos... y nos hemos movido por todo el país. Hemos hecho muy buena amistad con gente de Guatemala que aún nos escriben. 

Es verdad que se nota un poco la inseguridad en las calles de ciudades. Hay mucho vigilante armado en las puertas de las tiendas, por tema de asaltos y atracos.

Tranquilo: no te va a pasar nada. Son solo consejos generales que te pueden servir. A los turistas extranjeros les muestran muchísimo respeto, solo te lo contamos por motivos de shock cultural que te pueda causar. Realmente, tras movernos por todo el país, el único lugar que creemos que debes evitar, es Ciudad de Guatemala. En muchos lugares como Flores o la Ciudad de la Antigua nos hemos movido hasta de noche sin ningún problema. En la calle siempre hay gente, restaurantes, ambiente y vida y son lugares preciosos. 

Solo te damos la información que se maneja, para que seas precavido, sobre todo en la noche, pero nosotros nos hemos sentido súper seguros todo el tiempo.

También es aconsejable que para el voluntariado lleves previamente seguro médico y un certificado de antecedentes penales o naturaleza sexual de la policía (puedes hacerlo pinchando este link)


¿Cómo encontramos Casa Hogar Esperanza?

Realmente fue toda una odisea. En principio íbamos a un pueblito llamado Sumpango, a la casa hogar Ana Vitiello. Pero cuando llegamos allí ¡no había nadie! Habían llevado a los niños a ver las alfombras de Antigua. Ni siquiera sabíamos qué eran, así que fuimos a la Antigua y para nuestra sorpresa fue maravilloso. Las alfombras son una tradición preciosa de la Semana Santa en la que las familias preparan caminos de flores, a veces verduras...para que el paso camine sobre ellos. ¡Y pasan haciéndolo toda la noche! Tras esta experiencia en Antigua, una precisa ciudad colonial, volvimos a Sumpango. Allá hablamos con la directora de la casa hogar y nos comunicó que gracias a unas aportaciones que hacía poco recibieron, la casa hogar estaba reformada y bien cubierta. Nos alegramos mucho por ellos, aunque la noticia alteró un poco nuestros planes, así que comenzamos una nueva búsqueda. No fue nada fácil. Tras mucho indagar encontramos online una lista de orfanatos del Gobierno de Guatemala en la que aparecían todos aquellos orfanatos aceptados como válidos. Hace poco que el Gobierno controla el tema de las casas hogares, debido a los escándalos en las mismas. Hace pocos años cualquiera podía tener un orfanato, y por desgracia han existido muchos casos de maltrato, tráfico y trata, abusos y hasta venta ilegal de menores. Así que ahora el Gobierno estudia la situación de los niños antes de aceptar un orfanato como "válido". Empezamos a investigar cada uno de los nombres de la lista, llamar teléfono por teléfono... tras sopesar algunas opciones, tuvimos la suerte de hablar con Darol Fulp y oír la historia de este orfanato tan especial. Vino a buscarnos a la Antigua y nos llevó a su casa. Su casa es Casa Hogar Esperanza. 

Darol Fulp y su mujer Wanda vivían hace años en EEUU. Tenían 5 hijos biológicos y comenzaron a adoptar niños de otros países, niños con necesidades especiales. ¡Ahora son 10 en la familia! Tras ir a buscar al último en un orfanato en Guatemala y ver cómo eran tratados los niños y las situaciones deplorables que padecían, Darol y Wanda decidieron venderlo todo y comprar una casa grande en Guatemala donde vivir con sus 10 hijos y además, poder acoger a todos los niños con necesidades que pudieran para sacarlos de otras casas hogares donde eran maltratados y abusados. Han conseguido crear un orfanato que ellos llaman home-based Family house (una casa hogar con un padre y una madre siempre presentes) y acoger a 15 niños con enfermedades que van del Down, sordera, a la parálisis cerebral o retraso mental severo. Su hija mayor ha seguido sus pasos y ha abierto Casa Hogar Esperanza 2 en la misma calle, dando acogida a otros 14 pequeños con necesidades.

Nos tocó tanto la historia de la casa que no lo pensamos dos veces.


¿Dónde está Casa Hogar de la Esperanza?

Esta familia y sus ahora 25 niños viven en la aldea de San Andrés Ceballos, que pertenece al pueblito de San Antonio Aguascalientes, Guatemala. El pueblo de San Antonio es bastante curioso. Está prácticamente colindando con otros pueblos como San Miguel Dueñas, Santa Catarina Barahona, que a la vez conectan con otros como Ciudad Vieja, La Antigua...es como si todo fuera un pueblo muy grande que se divide en minipueblitos por una sola calle. Estás caminando y de repente ves un cartel que te indica que has llegado a un pueblo diferente. Estos pueblos se ubican a las faldas de la cadena de volcanes de Guatemala. ¡Desde ellos puedes ver el Volcán de Fuego, Acatenango y el de Agua simplemente paseando por sus calles! Además, Guatemala es un país precioso, no puedes perderte sus riquezas naturales como la Antigua, Tikkal, el lago Atitlán o el Volcán de Fuego.

San Antonio es un pueblo súper tranquilo, donde aun se conserva mucho la tradición. Guatemala en general es un país lleno de riqueza cultural que conserva muchísimo su cultura maya, el que más de entre todos los países centroamericanos. Es impactante ver como por todo el país todas las mujeres siguen vistiendo huipiles y cortes (blusas y faldas de tejidos típicos con diferentes variedades según la zona) Por ejemplo en San Antonio, aunque se ha perdido casi la lengua entre los más jóvenes, algunas señoras siguen hablando en Kachiquel, pero en los caseríos y comunidades más pequeñas, así como en las zonas de Alta y Baja Verapaz o más al norte, todo el mundo habla en lenguas indígenas. Guatemala es un país multilingüe que cuenta con un total de 24 idiomas. 22 son Idiomas Mayas, más el idioma Xinka, el idioma Garífuna y el Castellano, de los cuales cinco idiomas tienen de 300,000 a un millón de hablantes cada uno (incluido el castellano) y otros tienen de 50 a 120,000 hablantes cada uno. Los más hablados son K´iche´, Q´eqchi´, Chontal y el Kaqchikel, que es el hablado en San Antonio y pueblos colindantes. 

En todos los lugares hay pilas públicas donde las señoras lavan su ropa, y en todas las calles huele a tortilla recién hecha. Las tortillerías son a dos tiempos (si abren mediodía y noche) o a tres (si también abren desde por la mañana) y siempre las señoras están preparando la masa y haciendo las tortillas a mano en el comal caliente.

En todo el país hay muchísimas artesanías, sobre todo tejidos, y muchos mercados. La comida es deliciosa ¡tienes que probar el pepián y el estofado! Son platillos nacionales y están buenísimos.

En cuanto al contexto sociocultural, es un país que por desgracia padece a gran escala la corrupción de los gobiernos y la explotación imperialista del primer mundo, que aun persiste. 

Para que te ubiques en la historia, hace relativamente poco (años 30) hubo una guerrilla civil por la reforma agraria. Extranjeros despojaban a los indígenas de sus tierras para explotar los recursos naturales y había muchas situaciones de esclavitud laboral y abusos. Esta guerrilla ha durado hasta casi los años 90. El pueblo se rebeló y el gobierno respondió agresivamente asesinando a miles de personas.

A nosotros nos ha pillado allí la época de campañas políticas, una parafernalia de coches con altavoces tronando con canciones reggetoneras con letras que regalan promesas de seguridad y prosperidad. La realidad es que hay compra de votos a mansalva, extorsión, y chantaje por parte de los partidos. Se regala maíz y frijol a cambio de votos, a veces solo se prometen y las familias no reciben nada luego. Hay muchísimos partidos políticos y todos tienen el mismo eslogan: educación, sanidad, seguridad, prosperidad...pero Guatemala va pasando de mano en mano bajo políticas de educación y sanidad privatizadas y de baja calidad. El caso es que las farmacias venden pastillas por unidad porque nadie se puede permitir comprar una caja de medicina. Un servicio de ambulancia cuesta 500 quetzales (casi 60 euros) Teniendo en cuenta que el salario medio de un trabajador contratado a jornada completa es inferior a 100 dólares al mes, y el de un campesino (que son mayoría, sobre todo en pueblos y caseríos) puede ser hasta de 2 euros diarios, una enfermedad puede suponer una ruina para una familia, y por experiencia podemos decir que la comida es bastante cara. Comprar en un supermercado es igual o más caro que un supermercado europeo. Un litro de leche, por ejemplo, cuesta casi 2 euros. Normalmente los precios son 3 veces mayor a lo que costaba en México y el salario inferior, así que el nivel de pobreza es muy notable. La base de la alimentación es maíz, frijol y huevo, así que muchos niños padecen anemia o problemas del crecimiento. Cosa que se complica cuando un niño nace con dificultades.

Si la vida es difícil para una familia considerada "normal", te puedes imaginar para una familia que tenga algún miembro con necesidades especiales. Abundan los casos de parálisis cerebral por diversas causas (mal uso de fórcex, mala alimentación de las madres durante el embarazo, embarazos prematuros y entre familiares, mala alimentación del bebé, falta de recursos económicos para medicamentos o atención apropiada...todo esto hace que la tasa de enfermedades sea muy alta y que los niños enfermos estén en muy malas condiciones de salud. 

A esto hay que sumarle la pobreza y la fuerte religiosidad en toda Guatemala, que sumada a la ignorancia por la falta de educación desemboca en comportamientos tales como el pensar que un bebé está endemoniado, poseído, o que su enfermedad es un castigo divino por pecados de los progenitores. Estas ideas ancladas hacen que muchas familias decidan no alimentar a sus hijos, abandonarlos, esconderlos de la sociedad, o hasta meterlos en jaulas, como si de animales se tratara. Nos hemos enterado de todo aquí.


¿Cómo es la vida en Casa Hogar Esperanza?

Los niños en Casa Hogar Esperanza comienzan su rutina sobre las 9 am. Debes saber que los niños de esta casa padecen enfermedades muy diferentes. Oli por ejemplo de 6 años tiene síndrome Down y Allison Down y sordera. También hay niños como César un autismo más leve y otros como Esther con un autismo mucho más severo. Otros niños tienen retraso mental, y parálisis cerebral, pero cada uno es diferente. Hay niños con parálisis muy severa con el desarrollo cognitivo muy afectado y otros que aunque con parálisis severa en cuanto a lo motriz tienen un desarrollo cognitivo adecuado a su edad y son capaces de aprender y comunicarse. Otros pueden aprender pero no comunicarse. Debido a la variedad y gravedad variable de las enfermedades, cada niño es un mundo y requiere de una atención totalmente especializada. Algunos necesitan más tratamiento físico, otros pedagógico, otros logopédico... Además de que los recién llegados suelen venir con problemas de malnutrición severa.

Debido a este amplio rango de atenciones, el equipo de Hogar de la Esperanza es muy grande, así que al principio te mareas un poco con tanta gente pero pronto te haces con la rutina, además ellos te lo ponen muy fácil porque son súper simpáticos. 

Para ubicarte un poco, en horario de 9 am a 4 pm es cuando hay más gente en la casa. Están Mayra (cocinera); Luisa (enfermera), Kevin y Lily (cuidadores y auxiliares de enfermería); Annie, la profe; Marleny, fisioterapeuta y Rosario, logopeda. 

A partir de las 4 pm en la casa se queda la familia Fulp al cuidado de los niños con Kate, enfermera interna (está toda la noche con los niños) y 3 internas voluntarias americanas que se quedan por 3 meses en la casa.

¡Todos son un encanto!

En cuanto al horario de los niños, depende de sus necesidades. Desayunan juntos y a las 9 am hasta 1 pm algunos niños van a la escuela, otros reciben terapia física con Marleny o logopedia con Rosario, y otros se quedan al cuidado de Luisa, Kevin y Lily (ya que necesitan ser alimentados vía gástrica o más medicados)

A la vuelta, sobre la 1 pm, comen y descansan hasta las 3 pm. Cuando despiertan, las internas hacen actividades con ellos en la tarde (música, juegos, alguna peli...) mientras Ale y Checha acuden con Annie a la escuela. La hora de la cena es sobre 5.30 pm y luego por turnos toman sus medicinas, se bañan y ponen su pijama. En este rato también juegan con ellos, hasta la hora de la oración (son cristianos) que es sobre 7 pm. Luego por turnos se van acostando. 


¿Cómo es tu trabajo diario como voluntario?

En Casa Hogar Esperanza aceptan todo tipo de ayuda, y están abiertos a recibir y acoger a todos los que quieran aportar su granito de arena. Puedes hacer teatro, talleres de cuentos, apoyar a Annie en las clases, a Marleny en sus terapias, o simplemente jugar y dar amor a todos los niños de cualquiera de las dos casas. Cualquier cosa que hagas ellos van a recibirla con cariño.

Especialmente si estudiaste enfermería o educación especial, este lugar es ideal para ti y tu voluntariado será de gran ayuda para ellos.


Nuestra huella

En esta ocasión, nuestra huella también fue la huella de dos personas más, Elena (hermana de Ana) y Julio (su pareja), que vinieron a visitarnos y a trabajar con nosotros. Tras hablar con los Fulp, nos dijeron que recién alquilaron una casa con dos dormitorios donde querían plantear un aula de escuela para Annie y un centro de terapias para que Marleny y Rosario pudieran trabajar y ayudar a otros niños de la comunidad cuyos padres no pudieran costear un tratamiento. Así que ¡Así hicimos!

- Aula de escuela. Vimos que Annie era una profe todoterreno, apena sin material ni un aula equipada era capaz de ingeniar juegos súper divertidos, así que imaginamos que podría hacer si le ayudábamos. En el aula, hemos aplicado capa de antihumedad, pintado de amarillo pastel, colocado estanterías para almacenar material, hemos comprado puzzles, tangramas, cartelería pedagógica, dominoes, ábacos Montessori, tarjetas de imágenes, una biblioteca con zona de alfombra y cojines... y más de 40 libros de cuentos para todas las edades gracias a la donación de nuestros amigos Sara y Raúl que decidieron regalar a sus invitados en su boda una donación a nuestro proyecto. Colocamos un televisor con entrada de PC para que Annie pudiera usar música, vídeos, proyectar fotos... y una pizarra blanca y ventilador. También creamos varios murales de texturas con los números y las formas geométricas.

- Centro de Terapias. En la sala hemos aplicado una capa de pintura antihumedad, pintamos de azul, decoramos el espejo, camilla, colocamos una estantería nueva para los materiales, y creamos un mural texturizado de animales con todo tipo de texturas: plásticos, telas, lanas...para que los niños pudieran aprender a través de lo sensorial. Las mamás del barrio estaban encantadas y nos regalaron artesanías que ellas mismas hacen con tejidos típicos. ¡Muy agradecidos!

- Jardín y Huerto. Queríamos que la zona exterior también fuera un lugar colorido, mágico, agradable e infantil, un lugar donde los niños quisieran estar. Pintamos todos los muros exteriores y escribimos la frase "Las personas somos como las flores, todas hermosas todos diferentes", hicimos talleres con los niños de pintura de piedras y jardineras colgantes, creamos un jardín y un huerto donde sembramos árboles frutales, acelgas, calabacitas... colocamos cartelería exterior y decoramos todo el edificio. ¡Los niños estaban asombrados con el cambio!


¿Cómo fue la convivencia con los voluntarios ?

En esta casa hogar sí hemos tenido la ocasión de convivir con mucha gente. Debido a las necesidades de los niños, como antes dijimos, hay mucho personal. En la casa hay, en horario de 9 am a 4 pm, varios profesionales. Mayra, la encargada de cocina, que cocina para las dos casas hogares, es un amor. Es una local de San Antonio que siempre está atenta y con una sonrisa en la cara. Con los pocos alimentos  (la comida en Guate es cara) es capaz de preparar ricas comidas y siempre anda buscando nuevas recetas para todos. El equipo de cuidados (Luisa, la enfermera, Kevin y Lili, cuidadores) son también chapines (Guatemaltecos) y son encantadores. Súper simpáticos, cariñosos con los niños y dispuestos a explicarte lo que necesites. Te dejan cambiar a los niños, darles la pacha (bibi) y siempre están atentos a sus necesidades. 

En la casa también están trabajando Marleny y Rosario (fisioterapeuta y logopeda), que además trabajan en el centro de terapias con los niños de la comunidad. Y por supuesto, nuestra querida amiga Annie, la profe, con la que más hemos convivido dentro y fuera de la escuela, siempre cariñosa, risueña, activa y entregada. Annie es súper buena profe, amigable y se adapta a todo. Puedes colaborar con ella en sus clases, ¡es súper divertido! Siempre anda inventando juegos nuevos para que los niños aprendan divirtiéndose, y todos la adoran. 

A partir de las 4 pm los trabajadores marchan y en la casa queda la familia Fulp con 3 internas americanas voluntarias que se quedan por 3 meses en la casa. Ellas se encargan de ayudar a cambiar, duchar, vestir y dar la cena a todos los niños. Y luego está Kate, la enfermera que vive en la casa y atiende las urgencias nocturnas. Kate lleva viviendo con los Fulp más de 5 años y es todo amor. Su sueño es abrir su propia casa hogar para acoger a otros niños con parálisis. 

Y los Fulp son una familia...te puedes imaginar. ¡Encantadora! Así que aunque haya mucha gente, con todos vas a tener una relación estupenda. Están deseando de recibir gente que quiera echar un cable, así que ¿a qué esperas?

Además de ellos no dudes que vas a encontrar amigos en San Antonio. Nosotros la primera semana de llegar conocimos a Marta y Marvin, una pareja con dos niños con los que hemos compartido muchos momentos. 

La experiencia en San Antonio nos ha marcado muchísimo.

De los niños hemos aprendido más de lo que hemos enseñado, el valor de la lucha, la energía, la sonrisa a pesar de las dificultades, la empatía de unos hacia otros y el amor y cuidado que se daban todos. De los Fulp el sacrificio y el amor incondicional. De Annie y su mamá Verónica, la entrega, el esfuerzo, el trabajo. De Marta y Marvin, la humildad y la fe a pesar de todo los inconvenientes.

Son lecciones que no vamos a olvidar. A todos les queremos y apreciamos y les deseamos éxitos, energía y todo lo mejor desde lo más profundo de nuestro corazón.


Nuestras entradas sobre Hogar Esperanza

No results have been returned for your Query. Please edit the query for content to display.

Si quieres ver más vídeos visita nuestro canal de Youtube

¿Cómo puedes ayudarnos a empezar el cambio? 


1

¡ÚNETE A NUESTRA LISTA!

¡Únete a nuestra lista de email para recibir de primera mano información sobre dónde estamos en cada momento y sobre los avances y proyectos en los que nos vamos a meter de cabeza!


2

¡LEE Y PARTICIPA EN NUESTRO BLOG!

¡Léenos, coméntanos, contáctanos! Eres parte de esta aventura y tu opinión ese muy importante.

¡Haz tuya parte de nuestra experiencia!


3

¡COLABORA EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE CON ESTA INICIATIVA!

Tu ayuda es muy importante para que podamos hacer realidad nuestro sueño y los sueños de aquellos a los que vamos a ayudar. ¡Colabora con nosotros en la medida de tus posibilidades!

NUESTROS PATROCINADORES

RED DE HOSTELERÍA SOLIDARIA "AMIGOS DE BOQUEWORLD" DE LA PROVINCIA DE CÁDIZ

¡Y NO TE OLVIDES DE VISITAR NUESTRAS REDES SOCIALES! QUEREMOS QUE ESTÉS CON NOSOTROS Y SENTIR CERCA TU APOYO

Copyright © 2019 · Todos los derechos reservados
Contenidos por Juan Miguel Dicenta | Privacidad | Politica Cookies | Boqueworld